Foco en lo positivo

27 de Enero, 2021 Foco en lo positivo

Hoy tuve una sesión muy interesante con mi psicóloga, a la cual veo todas las semanas. Desde ya hace un par de meses que retomé de forma constante la terapia, porque siento que aún hay bastante que puedo hacer para sentirme mejor y más plena conmigo misma, con lo que hago hoy y con lo que quiero ser (y donde quiero estar) en un futuro. Sumado también, a que el año 2020 fue un año que me alejo de mi misma a nivel emocional ¡la pandemia me robó tantas energías! (me imagino que al leer esto, te estás sintiendo súper identificada).

Pero más allá de contarles que volví de forma constante a terapia, quería contarles algo que hicimos hoy en sesión, y que cuando me la explicó, lo primero que le dije a mi terapeuta fue “¿Puedo compartir esto en mi blog? ¡A mis chiquillas les serviría un montón!” Así que aquí vamos...las pongo en contexto:

Aprendiendo a poner foco en lo positivo

Solemos dedicar mucho más tiempo a pensar en aquello que nos aqueja, aproblema o es más bien negativo que positivo. Esto nos lleva a enfermarnos, a ponernos en modo querer controlar todo lo que pase a través de nuestros pensamientos (como si así solucionaramos nuestros problemas) y nos quita un montón de energía en nuestro día a día. Para estas situaciones, en donde perdemos el foco de lo positivo, y nos desviamos hacia lo negativo, Martin Seligman - el padre de la psicología positiva - nos regala un lindo ejercicio, llamado “Las 3 bendiciones” o “lo que salió bien”:

Cada noche durante 1 semana, reserva 10 minutos antes de dormir y escribe 3 cosas que salieron bien durante el día y por qué fue así. Es muy importante que queden por escrito y lo ideal es que sea en un diario o en un ordenador para hacer el seguimiento posterior. No hace falta que esas cosas sean revolucionarias pero sí importantes para uno mismo.

*Si tienes tu diario de amor propio, puedes desarrollarlo en la sección “Diario de gratitud”

¡No tienes por qué agradecer cosas grandiosas! Desde el olor del café hasta haber tenido la oportunidad de bañarte con agua caliente. La gran mayoría de las veces nos alejamos de lo positivo, no prestamos atención, cuando eso está en las cosas simples de la vida...en una sonrisa o el olor de la tierra mojada o las flores. La idea es que te quedes unos minutos en cada una de las tres cosas que agradezcas y analices qué salió bien y por qué salieron bien.

Este maravilloso ejercicio - con constancia - te permitirá adquirir la práctica de enfocar tu atención hacia lo positivo, y así volver al presente, a las cosas que sí valen la pena de la vida: a intencionar tener un recorrido más positivo y pleno. ¡La gratitud como práctica no sólo sana, sino que hace que nuestra visión de lo que nos pasa día a día CAMBIE! Es potente.

Yo me llevo este ejercicio como tarea terapéutica para mis vacaciones…¡me encantaría que me acompañaras en esto! Más que invitada a hacerlo. Este será el último “miércoles de” que escribo hasta la semana del 15 de febrero…me propuse desconectarme para conectarme conmigo misma.

Recuerden que igual el sábado 06 de febrero am estaré haciendo el increíble taller de autoaceptación y amor propio, vinculado a nuestra imagen personal ¡Son pocos cupos! Las espero para que aprendamos mucho de autoestima, amor propio y tips de imagen. Una mañana para ti….una mañana que sin duda, MERECES.

Cariños como siempre,

Firma Mipacareu
Comparte este artículo