El proceso de mejorar la autoestima

30 de Septiembre, 2020 El proceso de mejorar la autoestima Fecha: 30 de Septiembre, 2020

El proceso de mejorar la autoestima

Ayer les pregunté a muchas vía Instagram qué significaba para ustedes un proceso y dentro de las respuestas que me dieron eran “una transformación”, “un camino lento, pero seguro”, “un aprendizaje”, “todo el periodo que hay entre el inicio y el fin de algo”, “crecimiento”, “tiempo”, “dedicación”, “un conjunto de etapas, ciclos”, “evolución”, “sentirme suficiente”, “el camino hacia la sanación”, “ir pasando por distintas situaciones que me lleven donde quiero llegar”, “respetar mis propios ritmos” y yo sólo pensaba ¡Guaaaau! Qué impresionante cómo cada una entiende lo que es un proceso de forma diferente, cómo cada una tiene su propio significado, y que éste mismo refleja que cada una de nosotras ha vivido una historia DIFERENTE y eso nos hace ver nuestra vida y los procesos de una manera COMPLETAMENTE distinta y única a la vez.

Llevo un tiempo pensando cómo pero CÓMO puedo luchar contra las RRSS que nos crean tantas expectativas que nos hacen sufrir… expectativas de ser así o asa…les juro que (y ojalá que así sea) lo único en que no me quiero convertir es en una referente de amor propio que las haga sentir que se tienen que querer ahora YA, porque es justamente lo que NO quiero transmitir, y es por eso que hoy quiero hablar de los TAN pero TAN importantes procesos.

Un proceso tiene muchas definiciones, pero a mí me gusta mucho la siguiente “un proceso es una secuencia de pasos con algún tipo de lógica que se enfoca en lograr algún resultado específico Que, en este caso, sería el proceso de aprender a querernos, mejorar nuestra autoestima y fomentar nuestro amor propio (y todas las razones de por qué estás acá, leyendo esto…)

¿Puedo hacer todo a la vez?

Por más que queramos y muchas veces nos gane la ansiedad o el agobio de sentir que somos un inmenso puzzle por resolver y queremos hacer encajar todas sus piezas de forma inmediata, la respuesta afortunadamente es no. Cuando cocinamos, tenemos que cocinar según la receta, y todo eso tiene pasos, instrucciones a seguir ¡y no todas las etapas de la receta nos gustan por igual! Revolver la mezcla es harto más tedioso que quizás comernos el postre, jaja. Pero en sí, disfrutamos el proceso de cocinar, y nos resulta hasta terapéutico.

Y cómo no podemos hacer todo a la vez ¡nada en la vida, nada se hace de un tirón! No nos queda más que disfrutar del proceso, disfrutar de tener la posibilidad de crecer – y eso no significa que no duela – es como subir un cerro: me van a doler las piernas, pero el sólo hecho de poder estar en contacto con la naturaleza, ya hace del panorama algo placentero. ¡Quiero que sientas que eres merecedora de mejorar tu autoestima! Y no sólo eso: soy MÁS

ambiciosa, pues, quiero que lo saborees, que admires y veas que cada paso que das implica un aprendizaje; quiero que vivas el dolor como un regalo que te hace ver lo que es importante en tu vida; quiero que seas compasiva contigo y te digas MIL veces “tranquila, esto es un proceso, no puedo esperar a hacer todo a la vez” y que sepas, que yo estoy aquí para darte todas las herramientas que necesites para partir.

Como ustedes mismas me dijeron ayer, un proceso es un cambio, una evolución, una transformación, un camino…y todas las definiciones que a USTEDES les hicieron sentido. Un proceso entonces, es lo que para TI es un proceso, y eso implica que lo vivas a tu manera, a tus propios ritmos y en base a tu historia. ¡Yo te doy las herramientas para comenzar, para que así comiences a escucharte y puedas seguir de lleno tu intuición! Y luego podrás ir mejorando y creciendo en lo que a ti te parece prudente o necesario. De eso se trata, de ser tú misma, con tus tiempos y de escuchar tus propias señales. *Y eso no descarta la idea que podemos necesitar ayuda para solucionar o reconocer algún dolor… es parte de los procesos que nos echen una mano cuando tenemos menos herramientas. Es también escucharnos el pedir ayuda.

¿Te hizo sentido la nota de hoy? ¡No saben lo entusiasmada que estoy escribiéndola…solo decirles que son las 23:58 y yo con las pilas a mil, hablando de algo que es crucial para mí – y también para mis bellas clientas que acompaño día a día –

Por último, si eres de las que al hacer el checklist que mandé ayer pensó “yo calzo con las mujeres que se encuentran en la siguiente etapa de mejorar la autoestima: Quiero trabajar mi autoestima para sentirme mejor conmigo misma, pero siento que me faltan herramientas y motivación para partir” puedes darte una vuelta en el Ciclo de Masterclass que lancé recién para el mes de noviembre ¡Y cualquier duda, siempre puedes contar conmigo!

Recuerda que las inscripciones son sólo hasta el 15 de octubre.

Espero que este contenido las haya cargado de energías positivas y las haya hecho repensar sobre la importancia de vivir los procesos paso a paso, y disfrutarlos de corazón y con todas nuestras emociones a flor de piel.

Con muchísimo cariño,

Mipacareu.

Firma Mipacareu
Comparte este artículo