Logrando el punto de equilibrio

03 de Marzo, 2021 Logrando el punto de equilibrio

¿Te gustaría priorizar tu autocuidado? ¿Eres capaz de poner tu equilibrio primero en el centro? ¿Cuánto tiempo te dedicas - valioso - a ti misma? Éstas son muchas de las preguntas que yo misma - en algunas ocasiones - me hago y les hago. Pero la realidad es que ¡es todo un desafío lograrlo!

Como todas las personas que vivimos en un mundo acelerado, ajetreado y muy competitivo, tengo mis momentos de pasarme de la raya (y harto). Y eso me lleva a desgastarme, a sentir culpa por descuidarme e incluso - en casos más extremos - llegar a sufrir lo que es el síndrome de desgaste profesional (más conocido como burnout). ¿Te suena conocido lo que te estoy contando?

La bandera del punto de equilibrio

Hoy, quiero invitarlas a hacer algo simbólico para que aprendamos a detenernos y priorizar nuestro autocuidado, que al fin y al cabo, refleja de forma implícita que somos mujeres merecedoras de espacios de descanso y amor hacia uno misma.


  1. Quiero que ahora tomes un lápiz y un papel y dibujes la bandera del punto de equilibrio, cómo ¡tu quieras!...Yo me la imagino como una bandera roja que al centro tiene una balanza (como el signo de libra del zodiaco), y que es del tamaño de la palma de mi mano ¿La tuya como es?

  2. La tengo en mi mente - como un recurso salvador que aparece - cada vez que:

  • Me duelen los ojos por estar mucho tiempo en el computador.

  • Cuando estoy irritable y empiezo a descargar mis malas energías con otras personas que no lo merecen.

  • Cuando mi cuerpo está tenso y poco flexible.

  • Llevo al menos 3 días dejando de lado las actividades que me gustan y me recargan las pilas.

  • Tengo ganas de llorar porque me siento estresada o muy exigida (probablemente porque yo me impuse todas esas responsabilidades)

  • Creo que merezco una pausa después de un día productivo (no es necesario siempre llegar al límite para usar la bandera).

...puedes continuar escribiendo todos los motivos que te hagan sentido para poder sacar a la luz tu bandera del punto de equilibrio ¡Es un tremendo recurso!

  1. Cuando ésta aparezca en mi mente, voy a regalarme autocuidado de la siguiente manera: (acá la idea es que tengamos un plan de acción preciso y rápido para no dudar - ni un segundo - en hacerle caso a la advertencia que nos arroja la bandera):

  • Voy a acostarme a leer un libro que me fascine ¡pero que no sea de trabajo!

  • Haré un escáner corporal de cómo estoy y veré qué necesita mi cuerpo: comida, agua, sentarme y escuchar música, cerrar los ojos...

  • Voy a escuchar música que me relaje y me haré un baño de tina.

  • Haré actividad física, saldré a caminar, haré yoga...lo que sea que esté a la mano ¡no necesitas más que un mat!

  • Regaré mis plantas y respiraré aire de forma consciente.

  • Llamaré a una buena amiga o algún familiar que me haga reír.

...puedes continuar escribiendo todas las actividades que te hagan sentido para honrar a tu bandera del punto de equilibrio.

¿Qué tal te pareció la actividad de hoy? Espero haberte ayudado a priorizar tu autocuidado, a aumentar tu capacidad de poner el equilibrio en el centro y a motivarte a dedicarte más tiempo valioso para ti misma. Si quieres partir con algo, ¡estás más que invitada a la semana de la autoestima! Ya somos muchas mujeres que estamos dando el paso de comprender que somos valiosas y nos regalamos por esa misma razón, un espacio de calidad. Queda cada vez menos para empezar (24 de marzo) ¡sólo tienes que pinchar aquí para inscribirte!

Cariños como siempre,


Firma Mipacareu
Comparte este artículo