¿Qué es estar saludable?

19 de Agosto, 2020 ¿Qué es estar saludable?  Fecha: 19 de Agosto, 2020

El tener nuestra salud a nuestro favor es un estado…nada nos promete que tendremos la dicha de estar sanos toda la vida. Como muchos saben y porque lo han vivido (me incluyo totalmente), ésta se puede perder con facilidad, y por diversos motivos. ¡Nada nos asegura que vamos a contar con ella para siempre! Es por eso, que el cuidarnos es un requisito para mantener este preciado regalo… porque pucha que todo se vuelve difícil cuando dejamos de tener salud: perdemos bienestar y calidad de vida, comenzamos a sufrir y pese a que nos llenamos de aprendizajes y valoramos las cosas importantes de la vida, es bien jodido no estar saludable.

Pero…¿qué es estar saludable? Estar sano no solamente es gozar de la ausencia de enfermedad, si no que es mucho mucho más, y por eso, hoy me gustaría hacer una reflexión sobre el tema, y para eso, me gustaría comenzar haciéndote un par de preguntas:

  • Si voy al doctor y me hago una chequeo general y me aparecen todos los niveles dentro de lo esperado ¿significa que estoy saludable?
  • Si soy una persona delgada, deportista, me alimento bien, y me preocupo de dormir las 8 horas que necesita mi cuerpo ¿soy una persona sana?
  • Si no cuento con ninguna enfermedad y puedo llevar a cabo mis funciones diarias sin dificultad ¿significa que estoy bien, que la salud me acompaña?

Me imagino que varias de ustedes pensaron en «siiii» a medida que iban leyendo las preguntas, porque tenemos – lamentablemente – asociada la palabra salud a cumplir ciertos parámetros a nivel corporal , y por eso, tristemente dejamos de lado algo tan fundamental como es la salud mental. Para ejemplificar esto, ser más clara y aprovechar de responder las preguntas de antes, les cuento cómo lo veo yo desde la vereda de mi profesión de Psicóloga:

1. El tener los niveles físicos dentro de lo esperado (niveles de azucar, % de grasa, etc) ¡es maravilloso! no hay que dejarlo de reconocerlo, pero, peeero, eso no es sinónimo de estar saludable. Si tu cabeza se encuentra llena de preocupaciones, sientes angustia, te cuesta contactarte con tus emociones, tienes ataques de ira que te hacen sufrir, piensas mal sobre ti… (podría seguir toda la tarde), ¡no estás disfrutando de estar saludable! Quizás tu cuerpo está sanito y bien cuidado, pero…¿qué pasa con tu mente?

2. ¿Sabes cuántas mujeres cuidan su cuerpo y se acercan a los cánones de belleza establecidos – un cuerpo tonificado, saludable a nivel físico – pero no logran – a mi parecer por falta de herramientas – hablarse con amor y disfrutar de buena manera toda esa salud física que tienen? ¿No sería también estar sana hablarte bien a ti misma, creerte que eres maravillosa y poder gozar de una autoestima equilibrada?

3. La ausencia de enfermedad – física o mental – no es sinónimo de bienestar, no es sinónimo de salud. No porque no tenga diabetes y depresión significa que estoy bien, para eso uno tiene – y merece – ir mucho más allá: el poder disfrutar de una vida plena, llena de goce y cargada de momentos positivos y alegres. La Psicología Positiva, ante esto, plantea que los psicólogos no sólo tienen que ayudar a disminuir los síntomas en los pacientes, si no que deben velar porque tengan bienestar, una vida con sentido, con relaciones y emociones positivas, y a mí me hace mucho más sentido esa definición que la clásica definición de salud….¿y a ti?

Espero que esta nota les haya dado una perspectiva distinta sobre el concepto de salud o de estar sanas, que la salud no es sólo física, y que el cuerpo no se puede separar de la mente…somos seres integrales y requerimos mucho más de cumplir con los niveles que nos pide el chequeo médico anual. ¡MERECEMOS más, y yo por lo menos, quiero más! Quiero que mi mente me acompañe al igual que mi cuerpo, y para eso, trabajo día a día en cuidar con cariño y paciencia a ambos.

¿Qué mensaje te llevas de esta reflexión de miércoles de? Te leo en los comentarios.

¡Un abrazo gigante a todas!

Con cariño,

Mipacareu.

Firma Mipacareu
Comparte este artículo