Aprendiendo a fluir con mi cuerpo Parte III

23 de Diciembre, 2020 Aprendiendo a fluir con mi cuerpo  Parte III

No hay una receta, no hay una realidad, no hay una sola forma de ser. Parto esta tercera parte del “miércoles de Aprendiendo a fluir con mi cuerpo” hablando de esto, porque creo que es algo que a muchas nos cuesta entender ¡Somos únicas, SI! ¡Irrepetibles, también! Pero pucha que nos es difícil creerlo…¿qué tiene que pasar para que abramos los ojos y nos comencemos a mirar con amor? Quizás un buen camino sería regalarnos horas dedicadas a vernos desde una perspectiva amorosa, llena de bondad y orgullo…¿les parece si hoy intentamos apreciar ciertas partes del cuerpo que socialmente, no son bonitas?

Apreciemos nuestra celulitis, nuestras estrías, nuestras cicatrices. Estas son parte de nuestra historia, y por más que no sean armónicas o sean la razón por la que nuestra piel deja de ser lisa, son parte de nosotras, y creo que lo más sano es normalizarlas. ¿Nos definen? ¡no! ¿Quizás no nos agradan ni nos gustan? ¡claro! Pero a lo que las quiero invitar hoy es a hacerlas parte del panorama completo: su cuerpo es un todo que tiene una vida y hechos que se reflejan en nuestra piel, y es por eso que aceptarlos sería lo más SANO para nuestra mente, y creo que lo mínimo que merecemos es tranquilidad con nosotras mismas. Dicho esto, las invito a decir en voz alta ¡acepto mis estrías, acepto mi celulitis y mis cicatrices, porque no me hacen menos perfecta, me hacen más humana!

Otro tema que escucho bastante, es los cambios que vivenciamos las mujeres por el pasar de los años: las pechugas se vuelven en forma de gota y ya no se encuentran a la misma altura, al igual que nuestro poto o nuestras piernas que no tienen la musculatura natural de antes. Todo se transforma, todo muta, todo cambia y hace sincronía con la edad que tenemos, y es algo imposible de revertir. Por lo mismo, si no lo abrazamos, nuevamente perdemos nuestra preciada tranquilidad. Quizás para esto, podríamos resignificar el sentido del cambio corporal: apreciarlo como un reflejo de la madurez y sobre todas las cosas, de haber vivido. ¡Qué lindo mirarlo de esta manera!

Por último, y esto es algo que a mí durante muchos años me pasó, era no encontrar lindas manos o mis pies. Cuando no tenía las uñas hechas, las escondía ¡me avergonzaba! Y eso para mi era algo difícil de decir, porque quizás qué pensarían de mí...quizás era algo insignificante pero a mi, me generaba inseguridad. A veces nos pasa con las manos y los pies, a veces nos pasa con nuestro abdomen o nuestra cara, nuestro pelo, o las piernas, o la figura, o porque soy baja o muy alta, o las cicatrices que llevamos...o la celulitis, o cuando no nos sentimos “femeninas” según los estándares de belleza. A veces nos miramos de forma negativa y eso sí pasa...y nos va a seguir pasando con una u otra cosa mientras no trabajemos en amarnos a nosotras mismas: y esa es la receta que todas podríamos aprender, paso a paso, pero aprender, por amor a nuestra mente y a nuestro cuerpo, que al final del día, es nuestro hogar.

Pero todo esto que hemos visto en estos 3 miércoles de sobre aprender a fluir con nuestro cuerpo,, sólo me fuerza la idea de que hay un gran camino que engloba otros caminos más pequeños y que cada uno puede decidir recorrerlo a su pinta: el camino de la autoaceptación. ¿Se puede trabajar? Por supuesto que sí, y creo que una de las formas que más ayuda - y lo he visto en mi y en otras mujeres - es cuando aprendemos a ser compasivas. Cuando al fin comprendemos que la clave está en tratarnos como nosotros tratamos a los demás, y cuando nos encargamos de aliviar nuestro sufrimiento y somos menos duras con nuestro cuerpo y forma de ser.

La vida da muchas oportunidades ¡La realidad no es certera ni absoluta! Podemos cambiar cómo interpretamos la nuestra: somos libres de elegir nuestros pensamientos.

Si quieres trabajar en tu autoestima, autoaceptación y además aprender tips de imagen, recuerda que el día sábado 09 de enero - jornada am - tendremos el Taller de Autoaceptación y amor propio, vinculado a nuestra imagen personal. Para inscribirte y asegurar tu cupo, puedes ir al siguiente link

¡Que tengan un increíble miércoles y una navidad preciosa!

Cariños,


Firma Mipacareu
Comparte este artículo