TRABAJANDO MI ASERTIVIDAD, ELEVO MI AUTOESTIMA

Una de las cosas que más me llama la atención de todas las mujeres que he conocido en este lindo y variado camino, es que muchas veces, solemos dirigirnos a nosotras – a través de palabras y pensamientos – de una forma poco asertiva.  ¿Pero…qué es la asertividad? 

 

«Capacidad de expresar a los demás, lo que deseamos de manera amable, franca, abierta, directa y adecuada.»

Primero, ¡lo primero! Cuando hablamos de asertividad, hacemos referencia a esa gran capacidad de expresar a los demás, lo que deseamos de manera amable, franca, abierta, directa y adecuada. Es decir, yo pongo en palabras lo que quiero, de manera apropiada, sin hacerle daño a ningún otro…Incluso, se ha visto que aquellas personas que tienen desarrollada su asertividad, frenan y ponen límites a comentarios ajenos, se sienten respetados y valorados, y por eso mismo son capaces de expresar sin rabia ni agresividad aquello que desean. 

Pero a mi parecer, la pregunta del millón es la siguiente: ¿y por qué esta se relaciona tanto con el tener una autoestima sana y equilibrada? Como he intentado transmitirles con cariño siempre, el tener una autoestima sana va a ser reflejo de que nos sentimos merecedores de cosas buenas: de logro, éxito, amor, desafíos, amistad, y todo aquello que nos entrega la vida y nos genera emociones de bienestar. Y si lo pensamos así… ¿qué puede ser más bueno que tener CLARO – como el agua – que merezco dar a conocer mis deseos y aquello que quiero de forma honesta, abierta, ya que estos son importantes para mí?  

Es por eso que el trabajar nuestro lado asertivo, va a dar a entender – a nosotras mismas y a los demás –  de que merecemos ese espacio para expresar lo que queremos, y eso mismo va a reafirmar que nuestra autoestima está sana y equilibrada. ¿POTENTE O NO? Pero, ahora que sabemos la  increíble y poderosa relación entre asertividad y autoestima, ¿cómo puedo  trabajar mi asertividad y así elevar mi autoestima? ¡No se preocupen, que ahora les compartiré un par de tips para que lo puedan hacer por su cuenta!

DESARROLLANDO MI ASERTIVIDAD

  1. Intenta expresar tus deseos con una tonalidad positiva, que te genere sentimientos y emociones de serenidad, en vez de rabia: es más apropiado hacer una petición en positivo que una demanda en negativo. Las primeras demuestran respeto por el otro y mejoran la comunicación. Es muy distinto decir «¿puedes apagar la tele mientras hablamos?”. que «¡cuando estamos hablando, quiero que apagues la tele!» Incluso, es importante observar si tu te hablas a ti misma a través de peticiones amorosas o mediante demandas exigentes ¡es todo un mundo ver cómo nos relacionamos con nosotras mismas y si es de forma asertiva o no!

  1. Cada vez que sientas que hay un problema o algo que no queda claro, pide retroalimentación o conversar sobre el tema: mereces saber aquello que no quedó resuelto, no tienes por qué acumular dudas e inseguridades, o llenarte la cabeza con supuestas ideas de lo sucedido ¡recuerda que ser asertivo también es poder solicitar espacios para expresar tu insatisfacción, dolor, descontento, y todo aquello que experimentas! Te mereces no acumular emociones negativas e ir liberándolas – sin hacer daño alguno a otra persona, de eso se trata también el ser asertivo – 

  1. Intentar abandonar las generalizaciones (con nosotras mismas y con los demás). Los términos «siempre y «nunca» raras veces son ciertos y tienden a formar etiquetas. Es diferente decirte a ti misma “tu siempre te equivocas” a decirte, “hoy quizás las cosas no resultaron como esperabas y te faltaron herramientas, eso es frustrante y por eso es comprensible el sentir este tipo de dolor”.

  1. Expresa gratitud, afecto, admiración, y todas aquellas emociones positivas que al ser transmitidas ayudarán a reforzar tus deseos y ese espacio que mereces de dar a conocer tu mundo interno. ¡Nada más lindo que poder dar las gracias, regalar un cumplido o dar un refuerzo por un trabajo bien hecho! El conectarnos con eso nos hará sentirnos orgullosas de ese gran trabajo interno que hacemos por explotar y potenciar nuestro lado positivo.

Espero que hayas podido disfrutar de este lindo trabajo de asertividad, y que puedas llevarte hoy una gran herramienta para fomentar ese respeto y cariño hacia ti misma. Recuerda: ¡LO MERECES!

¡Un abrazo con mucho amor!

Red Heart on Apple iOS 13.3

Mipacareu.

3 RAZONES POTENTES PARA TRABAJAR TU AUTOESTIMA

Hay tantas cosas que me emocionan en esta vida, me hacen feliz y me sorprenden muchísimo. Una de ellas, sin duda, es tener la oportunidad de vivenciar cómo una persona despliega al máximo su potencial, fortalece y resalta sus virtudes, y se arma de valor para tomar sus propias decisiones, tomando en consecuencia, las riendas

Leer más »

DOS CONSEJOS PARA ENFRENTAR LA ANSIEDAD

 Hoy les quiero hablar de algo que probablemente les está pasando a muchísimas personas, al igual que a mí. El sólo hecho de pensar que ahora entramos en otra fase nueva – en donde tenemos que adaptarnos a una nueva realidad, como el poder salir de la casa – me produce ansiedad. ¡Y yo pensaba

Leer más »

TRABAJANDO MI ASERTIVIDAD, ELEVO MI AUTOESTIMA

Una de las cosas que más me llama la atención de todas las mujeres que he conocido en este lindo y variado camino, es que muchas veces, solemos dirigirnos a nosotras – a través de palabras y pensamientos – de una forma poco asertiva.  ¿Pero…qué es la asertividad?  Primero, ¡lo primero! Cuando hablamos de asertividad,

Leer más »
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

2 comentarios en “TRABAJANDO MI ASERTIVIDAD, ELEVO MI AUTOESTIMA”

    1. Hola linda! Te invito a darte una vuelta en las otras notas de mi blog, ¡regalo muchas herramientas terapéuticas para que puedas trabajar tu autoestima! Y cuando vas al inicio de mi sitio, puedes poner tu correo y descargarte el desafío de 21 días para aprender a amarte. ¡Espero te sirva, un abrazo enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba