APRENDAMOS DE AUTOESTIMA

Es increíble cómo este concepto aparece en milloooones de partes, pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de autoestima? ¿cuál es el impacto que tiene este elemento en nuestra vida y cómo podemos aumentarla?


Hoy, me encantaría hablarles de este maravilloso concepto, el cual uso y aplico muchísimo en mis talleres, asesorías personalizas y sesiones de terapia. Soy una fiel creyente (y hay muchos estudios), de que las personas que cuentan con una autoestima sana o equilibrada son MUCHÍSIMO más felices que aquellas que, lamentablemente, no cuentan con este increíble recurso y elemento de nuestro bienestar emocional.

La autoestima es una necesidad humana básica, es decir, es indispensable para nuestra supervivencia psicológica, es un requisito emocional. Con una autoestima baja, la vida puede ser mucho más difícil o incluso dolorosa.

Hay muchas definiciones de autoestima, pero me fascina la siguiente, porque es positiva y abarca la idea de ser merecedor de cosas buenas ¡Que claro que lo somos y mucho!: «La autoestima, es considerada como la confianza en nuestra capacidad de pensar y de afrontar los desafíos de la vida, y en nuestro derecho a ser felices, el sentimiento de ser personas dignas de logro, éxito, respeto, amistad y amor».


¿Se imaginan una vida pensando que no somos merecedoras de cosas buenas, en donde no tenemos confianza en nosotras mismas o nos sentimos con poco derecho a ser felices? Me imagino que muchas de las que están leyendo esta nota, se han dado cuenta que más de una vez han tenido pensamientos o sentimientos similares a estos.


¡Es demasiado normal pasar por esos momentos! Pero lo importante es saber manejarlos…La forma en que te percibes y te sientes contigo misma puede cambiar, si cambias tu forma de pensar y actuar. Y cuando logramos que esas percepciones y emociones cambien, logramos un cambio positivo en muchísimas áreas de nuestra vida, e incluso vivenciamos más libertad emocional, y por lo tanto, felicidad.


Cuando no trabajas tu autoestima, limitas tu capacidad de abrirte a los demás, de expresar tu sexualidad y estar tranquila con tu imagen, de escuchar críticas o de pedir ayuda, e incluso de resolver problemas. Es por eso, que en nuestra actividad de hoy miércoles, vamos a aprender una estrategia terapéutica para aumentar nuestra autoestima. Lo único importante es la CONSTANCIA: sin ella, este ejercicio no tiene efecto ¡a animarnos a poner todas las energías en esto, podemos ganar muchísimo!

APRENDIENDO A RECONOCER Y CONFRONTAR LAS DISTORSIONES COGNITIVAS


Las distorsiones cognitivas son aquellos pensamientos que se nos vienen a la cabeza que son negativos y se alejan de la realidad. Por ejemplo, el pensar «soy fea, soy tonta» son distorsiones, puesto que quizás hay algunas cosas que no te gustan de tu cuerpo/cara o hay situaciones que no resuelves a la perfección, pero eso no te hace ser COMPLETAMENTE fea o tonta. Eso está MUY lejos de la realidad y es importante confrontar ese tipo de pensamiento cada vez que se nos venga a la cabeza.

Para confrontarlos y disminuir estos pensamientos, ocuparemos 3 técnicas terapéuticas maravillosas (¡a mí y a mis pacientes y clientas les sirven un montón!):


1. Evidenciar nuestra exageración o generalización: ¿De verdad siempre eres incapaz o inepta? ¿En todas y cada una de tus tareas? ¿En verdad todo te sale mal? ¿Realmente consideras que todas las partes de tu cuerpo son feas?


2. Aprender a ser precisos: ¿De verdad crees que sacarse una nota baja significa que eres tonto? ¿Puede que quizás signifique otra cosa? ¿Puedes ser más preciso?


3. Reconocer que no tienes pruebas: ¿Qué pruebas tienes de que todo el mundo te encuentra poco atractiva? ¿Quienes te han dicho concretamente que eres un fracasado, todos los que te conocen?


Entonces, ahora que tienes todo el material, es momento de reconocer esos pensamientos negativos o distorsiones cognitivas que bajan nuestra autoestima y hacen dudar de nuestra gran valía personal. ¡A por ellas!

Recuerden y siempre díganse a si mismas «Me reconozco como una persona con confianza en mi capacidad de pensar y de afrontar los desafíos de la vida, y en mi derecho a ser feliz. Además, siento que soy una persona digna de logro, éxito, respeto, amistad y amor».


La vida se trata de tirarnos para arriba, no para abajo.

Espero que les haya servido mucho el trabajo personal de hoy miércoles, ¡lo hice con mucho cariño!


*Las que quieran seguir aprendiendo de este tema, pueden inscribirse en mi Taller de Autoaceptación y amor propio que haré este próximo sábado 15 de febrero. ¡También podemos celebrar el día del amor propio, el estar enamorada de nosotras mismas!

Me escriben y yo les cuento más detalles.


Besos a todas,

– mipacareu –

RESILIENCIA, UNA CUALIDAD PODEROSA

Hoy me gustaría hablar de una palabra potente, una virtud única y que siento que es fundamental desarrollarla para poder salir adelante: la resiliencia. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de esta poderosa cualidad? La resiliencia es un proceso psicológico que nos permite tener la capacidad de salir adelante ante la adversidad, de adaptarnos rápido

Leer más »

¿POR QUÉ NOS COMPARAMOS?

Mi mamá siempre me decía «Chabita…las comparaciones son odiosas» y ahora que lo pienso, ¡tenía y tiene toda la razón! No hay nada más desgastante que estar haciendo las cosas que hacemos para compararnos con un otro. Nos desvía de nuestro propósito principal, nos aleja del poder disfrutar de nuestras acciones y en la mayoría

Leer más »

4 PASOS PARA DESCUBRIR QUÉ ES LO QUE ME HACE SENTIR BIEN

¿Alguna vez han salido de tu boca estas palabras? «Quiero estar bien…estoy cansada de estar angustiada, triste, frustrada…sólo quiero estar bien» Me imagino que sí…por lo menos yo si lo he dicho, y no solo una vez, con certeza varias. Pero, generalmente tendemos a pensar que el estar bien significa estar libre de preocupaciones y

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba